Pensa la complexitat

"El simulacro no es lo que oculta la verdad. Es la verdad la que oculta que no hay verdad. El simulacro es verdadero".
Jean Baudrillard

7 d’octubre de 2013

Entre, Primos, Malvados , Estupidos y algún que otro Inteligente anda el juego.

Carlo Maria Cipolla, historiador italiano, nos dice en su obra “ALEGRE MA NON TROPO”:  que siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.

Para convertir este post en interactivo y 2.0 “comme il faut”, os propongo un ejercicio. Utilizando las categorías de la matriz de Cipolla intentáis ubicar a persona, empresas, sociedades, gobiernos, etc.. La lista la ponéis vosotros y puede ir, desde: tu cuñado, hasta Mariano Rajoy, pasado por tu jefe, tu ex – marido - mujer, tu empresa, etc… o lo aplicas a ti mism@.

La mejor forma de abordar la clasificación es de  dos tipos: 1) pensar en actuaciones concretas y 2) hacer un valoración global que marque la tendencia del sujeto individual ocolectivo.
 
Matriz de Cipolla
No basaremos en la Tercera Ley Fundamental de Cipolla presupone, que todos los seres humanos están incluidos en una de estas cuatro categorías fundamentales: los primos, los inteligentes, los malvados y los estúpidos. Estas cuatro categorías las hace corresponder con 4 áreas P, I, M, E de la gráfica adjunta y 8 Sub Áreas:

(Pe) Primos con rasgos de estupidez
(Pi)  Primos con rasgos de inteligencia
(Ip)  Inteligente con rasgos de primo
(Im) Inteligente  con rasgos de malvado
(Me) Malvados con rasgos de estupidez
(Mi)  Malvados con rasgos de inteligencia
(Ep)  Estúpidos con rasgos de primo
(Ei)   Estúpidos con rasgos de malvado

Lo alineados en los ejes azules P, I, M, E: son Puros Primos, Puros inteligentes, Puros Malvados y Puros estúpidos.

Ejemplos para realizar el ejercicio:

El eje  X mide el beneficio que el Sujeto Z obtiene con su acción.
El eje Y muestra el beneficio que otra persona, o grupo de personas, obtiene como consecuencia de la acción del Sujeto Z.

a)      Si el Sujeto Z comete una acción y obtiene una pérdida, al mismo tiempo que procura un beneficio a El Sujeto W, el signo de El Sujeto Z recaerá en el campo P: El Sujeto Z ha actuado como un primo.
b)    Si el Sujeto Z realiza una acción de la que obtiene un beneficio, y al mismo tiempo procura un beneficio también para el Sujeto W, el signo de el Sujeto Z recaerá en el área I: El Sujeto Z ha actuado inteligentemente.
c)      Si el Sujeto Z realiza una acción de la que obtiene un beneficio causando un perjuicio al Sujeto W, el punto de El Sujeto Z deberá situarse en el área M: El Sujeto Z ha actuado como un malvado.
d)      Si el Sujeto Z comete una acción y obtiene una pérdida, al mismo tiempo que procura otra al Sujeto W, el signo de El Sujeto Z recaerá en el campo E: El Sujeto Z ha actuado como un estúpido.

Nos dice Cipolla, que al considerar la acción del Sujeto Z, y al valorar los beneficios o las pérdidas que el Sujeto Z obtiene, se debe tener en cuenta el sistema de valores del Sujeto Z; pero para determinar el beneficio o la pérdida del Sujeto W es absolutamente indispensable tomar como referencia el sistema de valores del Sujeto W, y no el del Sujeto Z. Y apunta que con demasiada frecuencia se olvida esta norma de fair play, y muchos problemas surgen precisamente del hecho de que no se respeta este principio de conducta cívica.

Debe entenderse el binomio (beneficio / pérdidas) no, exclusivamente, en términos económicos, sino sociales, morales, intelectuales, físicos, etc..


En el próximo post daré el resumen de resultados.